Finance

Jul 22 2020

En Australia la erosión de las olas mantiene al borde del abismo a más de 40 casas de lujo con vistas al Pacífico

“Hemos estado tratando de arreglar el problema durante los últimos 30-35 años pero, desafortunadamente, no se ha hecho nada. Y es algo completamente evitable”, lamenta uno de los propietarios.

Más de 40 casas de lujo situadas a lo largo de la costa sureste de Australia han quedado sin electricidad, agua ni gas, y corren el riesgo de derrumbarse en el océano, mientras sus propietarios se preparan para hacer frente a nuevas olas destructivas que vienen del Pacífico, han informado medios locales. 

La semana pasada algunas de las casas del suburbio Wamberal, situado a unos 90 kilómetros al norte de Sídney, ya se derrumbaron parcialmente en el mar debido al embate de olas de hasta 8 metros que arrastraron el terreno bajo los inmuebles, dejándolos expuestos sobre unas vigas de metal oxidado.

Los residentes apenas contaron con dos horas, durante la marea baja, para recoger sus pertenencias y escapar de las propiedades, cuyas terrazas se asoman al borde de peligrosos acantilados.

Ahora los propietarios de los inmuebles de lujo esperan que el Concejo local les proponga alguna solución, aunque, de momento, nadie puede decirles cuando podrán regresar a sus hogares.

Problema ignorado durante décadas

Según reporta Nine News, muchos de dueños de casas afectadas culpan a las autoridades locales por no haber prestado atención a una preocupación que la comunidad litoral viene planteando desde hace décadas ante el avance de la erosión. 

No nos fiamos de ellos. Es difícil confiar en alguien si ha fallado a la gente durante más de 10 años”, se lamenta Chris Rogers, uno de los residentes locales que se ha visto obligado a abandonar su casa.

“Hemos estado tratando de arreglar el problema durante los últimos 30-35 años pero, desafortunadamente, no se ha hecho nada. Y es algo completamente evitable”, comenta Gordon Cahill, otro residente de Wamberal cuya casa perdió la terraza la semana pasada. Según explica, las autoridades locales habían impedido a los dueños de los edificios construir estructuras para proteger sus propiedades.

“No es el momento para culparnos unos a otros”

El Concejo de Central Coast emitió este lunes un comunicado en el que pide al Gobierno del estado de Nueva Gales del Sur que declare la situación de desastre natural para que la gente afectada por las “inclemencias climáticas” pueda “buscar asistencia y apoyo para recuperarse”. 

Al mismo tiempo, el Concejo prometió no tomar medidas reguladoras en las próximas cuatro semanas si los residentes deciden hacer una “acción diseñada por un ingeniero costero” para proteger sus propiedades, “siempre que no tenga un impacto adverso significativo” en otras propiedades o en el territorio.

“No es el momento para culparnos unos a otros, es el momento para trabajar juntos a fin de ofrecer soluciones a largo plazo para la comunidad y para aquellos que han sido tan terriblemente afectados por esta situación”, dijo la alcaldesa de la zona periurbana Lisa Matthews, citada por el mismo comunicado.

© 2020, All Rights Reserved, Finance

Written by FBI


Apartment | Auto | Car | Credit | Insurance | Loan | News | Pharma | Real Estate | Rental | Travel | USA |