Finance

Jul 23 2020

Las protestas contra un violador beneficiado con prisión domiciliaria en Chile que terminaron en otra violenta represión

Los carabineros golpearon y persiguieron a manifestantes e incluso detuvieron a un camarógrafo que estaba herido.

Las protestas convocadas en Chile para repudiar una medida cautelar que benefició a un hombre acusado de violación culminaron con una nueva y violenta represión por parte de los carabineros, que golpearon y gasearon a manifestantes, entre ellos a un camarógrafo al que detuvieron mientras sangraba por las agresiones.

El país vivió una tensa jornada en la que se mezclaron las movilizaciones por la reforma a las pensiones y por el caso de Martín Padrenas Durr, un hombre acusado de violar a Antonia Barra, una joven de 20 años que se suicidó después del abuso sexual.

Los hechos ocurrieron en septiembre pasado en Pucón, una ciudad ubicada en el sur chileno. De acuerdo con los mensajes que Barra les envió a sus amigos, Pradenas la abordó durante las celebraciones de las fiestas patrias y luego la llevó a una cabaña, aprovechándose de que ella no estaba plenamente consciente. Desde ahí, la mañana del 18 de septiembre la joven le escribió un mensaje por Whatsapp a su amiga Consuelo Uribe.

“Toy violada”, decía el texto en el que Barra le pedía a Uribe que fuera a buscarla. Cuando su amiga llegó, acompañada de su novio, la joven salió llorando. Detrás de ella, Pradenas Burr estaba semidesnudo.

Otros mensajes en los que Barra denunciaba el abuso fueron mostrados por varios medios de comunicacón. “Yo no quería nada con el weón… y después, puta, no sé cómo mierda llegué a esa casa”, “Este hueón me decía ándate conmigo… Lo único que me acuerdo fue como haberme despertado, o estar más consciente y el hueón estaba arriba mío y yo le dije ‘sale mierda. Me sentí… y me fui (de la pieza). Y llamé a la Consu. Tú no sabes cómo me siento, me siento sucia‘”, decían algunos de los textos.

Barra se suicidó el 13 de octubre por las secuelas de la violación, lo que provocó una conmoción en el país y llevó a que varias mujeres más denunciaran a Pradenas Burr, quien terminó acusado de dos violaciones y cuatro abusos sexuales cometidos en contra de cinco víctimas, algunas de ellas menores de edad.

Las razones de la protesta

La víspera era un día clave, ya que el tribunal debía dictar la medida cautelar en contra del acusado, previo al juicio oral que tendrá que enfrentar.

Los cargos en su contra se fueron reduciendo, ya que el juez Federico Gutiérrez sobreseyó los casos de un presunto abuso sexual en 2010, sufrido por una joven de 16 años, y otro en 2014 a una mujer de 19, por considerar que los delitos habían prescrito.

El togado también desestimó la denuncia de una violación ocurrida en 2018 porque el testimonio de la víctima le parecía “contradictorio”, e hizo lo mismo con el caso de un abuso a una niña de 13 años, ocurrido entre 2012 y 2013, porque “las versiones eran imprecisas y vagas”.

Al final, el juez rechazó la solicitud de prisión preventiva que había realizado el Ministerio Público contra Pradenas Burr. Lo benefició con arresto domiciliario total, le prohibió acercarse a las víctimas y abandonar el país, y ordenó que se llevara a cabo una investigación durante cuatro meses antes de comenzar el juicio. El repudio fue inmediato.

Una vez conocido el fallo, cuya transmisión por la web fue seguida por más de un millón de personas, comenzaron las protestas de colectivos feministas en varias ciudades del país.

Los “cacerolazos” incluyeron una performance de Las Tesis, el colectivo artístico y feminista, que tuvo repercusión mundial gracias a la obra “El violador eres tú”.

En las redes sociales, sin embargo, comenzaron a poblarse de fotografías y videos en los que las y los manifestantes son perseguidos por los Carabineros, la fuerza de seguridad chilena conocida por sus altos grados de violencia.

Durante la represión en Temuco fue atacado el camarógrafo Carlos Morales, quien fue detenido mientras sangraba profusamente del rostro.

Debido al estado de excepción que rige en Chile por la pandemia, y que prohíbe a las y los ciudadanos a salir a las calles, en diferentes ciudades las protestas se trasladaron a los balcones, desde donde se hicieron escuchar ollas, sartenes y cacerolas para denunciar las violencias machistas ejercidas desde los tribunales.

© 2020, All Rights Reserved, Finance

Written by FBI


Apartment | Auto | Car | Credit | Insurance | Loan | News | Pharma | Real Estate | Rental | Travel | USA |